Todo listo, Obama finaliza su mandato entre criticas y halagos

Barack Obama concluye su mandato de ocho años en  la Casa Blanca y su legado comienza a tomar forma. Su llegada al poder, en 2009, fue un hito histórico: era el primer presidente negro de Estados Unidos. Lo que siguió después es visto desde distintas perspectivas. Pero, el solo hecho de que genere controversia hace entrever que dejará una huella insoslayable.

Intentar hacer un balance de su gestión no es fácil. Son muchos los temas, con variados matices: racismo, inmigración, reforma de salud, economía, Siria, cambio climático, Cuba, entre otros. Pero, todos ellos, sin duda, han sido importantes.

Obama se estrenó en la Presidencia en medio de la crisis financiera. Uno de los aspectos en los que coinciden los análisis, y lo hacen de manera positiva,  es la manera cómo enfrentó la Gran Recesión. No se le restan méritos por las políticas que lograron sacar a la economía estadounidense del borde del colapso y que hoy le permiten jactarse de dejar un mercado laboral que roza el pleno empleo. Aunque con claroscuros.  El estancamiento de los salarios y la gran desigualdad enturbian ese resultado.

Ese es el asterisco que uno ve en la recuperación económica de EEUU. Porque la economía se recuperó, pero no lo hizo en partes iguales, tanto geográfica como demográficamente”, apuntaba el internacionalista Iván Rojas, del Covri.

Ambiente, diversidad y salud
El bajo crecimiento de los salarios es matizado por los logros de Obama en el tema ambiental. No solo firmó el Acuerdo del Clima de París. Promovió e impulsó las energías renovables, a través de una batería de iniciativas legislativas.  Ahora, los estándares de seguridad ambiental en EEUU han mejorado y las agencias federales compiten por el ahorro y la eficiencia energética. Asimismo, al vetar el oleoducto de Keystone, Obama marcó  la dirección ambientalista de su legado.

Otro aspecto que marcará un antes y un después es el aval al matrimonio homosexual y la defensa de los derechos de las personas sexodiversas. Aunque fue una decisión de la Suprema Corte de EEUU, gracias al impulso de la administración Obama,  el máximo tribunal del país eliminó la prohibición de las uniones civiles entre personas del mismo sexo en los 50 estados de la Unión.

Y no menos importante, a pesar de los defectos, es el plan de salud, conocido como Obamacare,  que no cabe duda será una de las grandes referencias de la era Obama, quien logró llevar a cabo una reforma sanitaria en EEUU para beneficiar a los más pobres.

Sombras y manchas
El mandato de Obama generó expectativas en torno al arribo de una era posracial en EEUU. Se había elegido a un presidente negro. Se acabarían las tensiones raciales generadoras de división e injusticia. Tras ocho años, pareciera más bien que esas tensiones se incrementaron.

“Obama se percibe a sí mismo como ecuánime, como que ha tratado de solidarizarse con los afroamericanos, sin alienar a la población blanca, y es muy difícil evaluar si él ha sido tan ecuánime como él se ha percibido”, dijo Rojas.

En cuanto a inmigración, su reforma migratoria no prosperó. Además, su gestión en este aspecto es percibida con marcados matices: es vista muy liberal por la derecha y demasiado dura por la izquierda.

Otro flanco débil de Obama fue su incapacidad para lograr concertar acuerdos políticos con el Congreso. Quizás en eso tenga mucho que ver la polarización que se impone actualmente en la política estadounidense. Los republicanos hicieron una oposición férrea a las iniciativas del demócrata sin darle chances a la conciliación.

“En la medida en que a Obama le negaban leyes en el Congreso, él trató de darse poderes a sí mismo a nivel ejecutivo, empezó a hacer las famosas órdenes ejecutivas y eso lo fue enemistando mucho más con el Congreso”, destacó el internacionalista, que además explica que la “polarización  política más las mayores tensiones raciales hacen a un Estado muy difícil de gobernar. Una democracia de un país tan grande se vuelve difícil de gobernar porque no importa las políticas que se tomen, hay un sector que las va a criticar muy fuertemente”.

Pero, es en la política exterior donde Obama tiene mayores críticas. Su ejecución en la guerra de Siria terminó por mostrar un EEUU incapaz de atajar la crisis. “Le ha faltado ser más decisivo. EEUU se abstuvo bastante de tener un papel importante en Siria”, dijo Rojas.

Se le critica que ese repliegue dio alas a Rusia. “Obama pudo haber reaccionado antes y con más fuerza ante las políticas y jugadas que estaba haciendo Moscú”, agregó el analista, para quien Obama “se quedó corto en decir ‘esto es una nueva Guerra Fría, ¿sí o no?’ El tema de Rusia es la falla más grande de la política exterior de Obama”, afirmó.

Obama termina la Presidencia de EEUU y la pregunta es: ¿Podrán sus logros tener trascendencia? Más allá de las críticas, logró mejorar la imagen de EEUU ante el mundo, reorientó los principios de su política exterior, abogó por el multilateralismo y la concertación y consiguió acercamientos antes ni pensados con antiguos enemigos como Irán y Cuba.

“Dentro de 20 años Obama va a ser visto como un buen presidente, quizás controversial y polarizante, pero que hizo cosas positivas… y eso perdura… Es indudable que ha sido un presidente influyente”, sostuvo Rojas.  De aquí en adelante se verá si fue verdad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *